Para circular sin contratiempos, analice los accesos a su lugar de destino y verifique su accesibilidad: pasajes, portales, etc.
Una vez en camino, no olvide la altura de la caja
y compruebe que puede pasar sin problemas por pasos inferiores, túneles, etc.
Cualquier impacto, incluso un ligero golpe con una barrera limitadora de altura, puede dañar gravemente el grupo frigorífico situado por encima de la cabina del conductor.
Los aparcamientos de los centros comerciales más nuevos suelen impedir el paso a vehículos de más
de 1,80 o 2 m de altura. Para cargar la mercancía, pida permiso a un responsable para acceder al aparcamiento reservado a vehículos de dimensiones especiales.
Tanto al maniobrar como al circular, tenga cuidado con los ángulos muertos, que pueden impedirle ver obstáculos o personas. En la medida de lo posible, estacione su vehículo de forma que al salir lo haga marcha adelante.